efdeportes.com
El juego de los bolos en la región de Murcia:
bolos huertanos y bolos cartageneros

 

Diplomada en Educación Física

por la Universidad de Murcia

(España)

Inmaculada Nicolás Guerrero

inmanicolas@gmail.com

 

 

 

 

Resumen

          Para hablar del juego de bolos en la Región de Murcia, debemos de hablar de dos modalidades muy distintas, los bolos huertanos y bolos cartageneros, siendo modalidades muy particulares, pues utilizan distintos bolos, distintas boleras y distintas reglas de juego que veremos más adelante. Los bolos huertanos es un juego de bolos jugado y arraigado en la ciudad de Murcia y sus alrededores concretamente en las pedanías de la huerta. Si tenemos en cuenta la clasificación realizada por Moreno Palos nos encontramos una modalidad del juego de bolo de palma. Los bolos cartageneros es una modalidad de bolos que se práctica en la comarca del Campo de Cartagena, es otra modalidad del bolo palma, jugado con bola de palma y utilizando bolos irregulares teniendo en cuenta la clasificación realizada.

          Palabras clave: Bolos huertanos. Bolos cartageneros. Juegos tradicionales. Murcia.

 

 
EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires, Año 17, Nº 178, Marzo de 2013. http://www.efdeportes.com/

1 / 1

1.     Introducción

    Según Huizinga (1972), el juego es más viejo que la cultura, por lo que a pesar de que estrechemos el concepto de ésta, presupone siempre una sociedad humana, y los animales no han esperado a que el hombre les enseñara a jugar.

    Aunque todos lo tenemos muy presente el Juego, cuando queremos definirlo es algo difícil. Su origen es “ludus, ludere”, del latín, siempre asociado a diversión, recreo, etc. Algunas de sus características pueden ser: voluntario y libre; divertido, agradable, alegre, satisfactorio; espontáneo, instintivo, irracional; gratuito, improductivo, intrascendente; incierto, fluctuante, aventurero; ambivalente, oscilatorio; comprometido, consciente; estético, creativo; fantasioso, simbólico, ficticio; serio, necesario, solemne; reglado, etc. (Lavega, 2000).

    Todas estas características de juego pueden coincidir con las de Deporte, pero éste se difiere del primero que está institucionalizado, tiene unas reglas fijas que no pueden variar, existen competiciones en diferentes niveles y categorías,… Podemos afirmar que el deporte está perdiendo su sentido lúdico, por lo que los aspectos económicos, ya desde categorías inferiores y deportes aparentemente poco influenciados por los medios de comunicación, son tan importantes que eliminan muchas de las características antes señaladas para los juegos. Tal es así, que algunos de los juegos que empezaron como tal, se han convertido en deportes, debido a su reglamentación, competiciones y federaciones propias (petanca, pelota vasca, lucha canaria y leonesa, bolos murcianos y cartageneros, etc.)

    También es necesario aclarar la terminología de “autóctono”, “tradicional” y “popular”. Juego autóctono se referiría a propio de un lugar concreto, pero ante la dificultad de discernir concretamente cuál ha sido el origen verdadero de los mismos, este término está en desuso. Juego tradicional, son aquellos que se conocen desde la infancia y que lo han practicado varias generaciones. Juego popular sería el que está muy arraigado en esa zona y que se practica habitualmente (Lavega, 2000).

  • Moreno Palos (2001), clasifica los juegos y deportes en:

  • Juegos y deportes de locomoción (carrera de sacos)

  • Juegos y deportes de lanzamiento a distancia (tiro de barra española).

  • Juegos y deportes de lanzamiento y precisión (bolos, rayuela).

  • Juegos y deportes de pelota y balón (frontón, cesta punta).

  • Juegos y deportes de lucha.

  • Juegos y deportes de fuerza (sogatira, levantamiento de piedras).

  • Juegos y deportes náuticos y acuáticos.

  • Juegos y deportes con animales (carreras de asnos).

  • Juegos y deportes de habilidad en el trabajo (segalaris o corte de hierba).

  • Juegos y deportes diversos no clasificados (bádminton, carreras de relevos).


2.     El juego de bolos en la comunidad autónoma de la región de Murcia.

    En la Región de Murcia, según Expósito (p. 85) podemos hablar de dos modalidades muy distintas: los bolos huertanos y bolos cartageneros, siendo modalidades muy particulares, pues utilizan distintos bolos, distintas boleras y distintas reglas de juego que veremos más adelante.

    Los bolos huertanos es un juego de bolos jugado y arraigado en la ciudad de Murcia y sus alrededores concretamente en las pedanías de la huerta. Si tenemos en cuenta la clasificación realizada por Moreno Palos, nos encontramos una modalidad del juego de bolo de palma.

    Los bolos cartageneros es una modalidad de bolos que se practica en la comarca del Campo de Cartagena, es otra modalidad del bolo palma, jugado con bola de palma y utilizando bolos irregulares teniendo en cuenta la clasificación realizada.

    Atendiendo a estas afirmaciones, consideramos estas dos modalidades de bolos en la Región de Murcia.

2.1.     Bolos huertanos

2.1.1.     Orígenes Históricos

    Expósito (p.85 y 86), data el origen de bolos huertanos "desde 1523 con la existencia de un bando que se conserva en el Archivo Municipal del Ayuntamiento de Murcia, por el que se ordena multar a quienes incurran en peleas y escándalos.

    Hablar del origen real es casi imposible al igual que las demás modalidades de España, si podemos deducir que los bolos huertanos pueden tener su origen en los juegos originarios en Europa y que como en otras zonas, éste se ha ido adaptando a las características e idiosincrasia de la huerta de murciana, de lo que si estamos seguros que era un juego muy practicado por los huertanos."

    Vemos, pues, que es tarea complicada el situar exactamente el origen de esta modalidad de bolos.

2.1.2.     Elementos del juego

a.     Terreno de juego

    Los campos de juego deberán ser duros, planos, sin hierba y completamente cerrados por una valla para impedir que el público invada el terreno de juego. Deben de estar en condiciones óptimas para la celebración de los partidos, ni muy blandos ni excesivamente duros para favorecer el bote idóneo de la bola.

    Se estructura en cuatro zonas:

  • Zona de lanzamiento. Zona donde se realiza el primer tiro y donde el mande realiza un círculo que indicará el punto desde donde se lanza.

  • Zona para el mande a Vueltas. Es la zona que sirve para orientar de forma visual el lanzamiento. También es la zona para colocar el mande a copas.

  • Zona de bolos. Lugar donde se colocan los bolos.

  • Zona chamba. Línea que se señala de uno a otro lado de la anchura del campo para que tengan que pasar de la misma las bolas que se tiren (de la chamba al cierre del juego siempre hay un margen aproximado de un metro), dicha línea se marcará con yeso.

b.    Bola

    Las bolas serán son de forma esférica , de madera dura, no estando permitidas de otro tipo de material y deberán tener un diámetro de 6 a 13 cm, y el peso dependerá de la densidad que tenga la madera empleada para hacerla.

c.    Bolos

    El número de bolos necesarios para cada partido oficial es de nueve, debiendo tener los propietarios de los campos donde se celebren los partidos, otros nueve bolos de reserva para poderlos sustituir en caso de rotura de aquellos. Tienen una forma cónica y progresiva desde la base hasta la cúspide

    Los bolos serán de las siguientes dimensiones:

  • Altura: de 73 a 75 centímetros.

  • Diámetro de base: de 6,5 a 7 centímetros.

  • Diámetro de cúspide: de 3 centímetros.

2.2.     Bolos cartageneros

2.2.1.     Orígenes históricos

    Expósito (p. 94), data el origen de los bolos cartageneros "por el siglo XVI, en las villas del campo de Cartagena, juego en el que los participantes, campesinos y mineros de la zona se jugaban la merienda, tomando otro cariz cuando los que jugaban eran los ricos hacendados ya que llegaban a apostar grandes cantidades de dinero y tierras.

    Hablar del origen real es casi imposible al igual que las demás modalidades de España, si podemos deducir que los bolos cartageneros pueden tener su origen en los juegos originarios en Europa y que como en otras zonas este se ha ido adaptando a las características e idiosincrasia del campo de Cartagena y del entorno de la Sierra Minera."

    Al igual que los bolos huertanos, se desconoce el origen exacto de este tipo de bolos.

2.2.2. Elementos del juego

a.     Terreno de juego

    Los campos de juego tienen forma rectangular y deberán de ser duros, apisonados, completamente planos, sin hierba ni piedras o chinarro pequeño. Es conveniente poner un cerco de alambre para que el público no entre en el terreno de juego.

    Los márgenes no tendrán obstáculos y estarán marcados con cal o yeso blanco. Estarán delimitados por banderines. En el fondo del terreno de juego, se colocarán palmeros o similar para favorecer el frenado de las bolas.

    Las boleras se estructuran en:

  • La Chamba. La chamba consiste en una línea recta que se señala de un lado a otro del terreno de juego la cual, deben de rebasar todas las bolas que se lanzan. Tiene que ser bien señalada para que se vea bien.

  • Una vez elegida la chamba, se marcará en el lado opuesto una línea de 4 metros a partir de los bolos más cercanos. Esta raya tendrá que ser rebasada, cuando el jugador tire de birlá.

  • Zona de bolos. En esta zona se colocarán los nueve bolos.

  • Zona birlaero. El birlaero se sitúa siempre detrás de la chamba. Consiste en una circunferencia de 8 a 12 cm. de diámetro. Como máximo se situará a 20 metros del primer bolo. Las bolas lanzadas desde el birlaero deben de rebasar la línea de cuatro metros situada desde el bolo de copas al límite del terreno de juego.

b.    Bola

    Las bolas que se utilizan serán esféricas, de madera, teflón u otro material que tenga un peso similar. El diámetro varía entre 10 a 12 cm. y su peso de 750 g. a 1,050 g.

c.    Bolos

    El número de bolos necesarios para cada partido oficial será de 9, debiendo tener los propietarios de los campos donde se celebren los partidos, otros 9 bolos de reserva para sustituirlos en caso de rotura.

    Cada equipo pondrá en el terreno de juego 7 bolas, teniendo reserva para sustituir, en caso de rotura o pérdida. Cada jugador puede tirar con la bola que crea más conveniente.

3. ¿Cómo se juega?

3.1. Bolos huertanos

a.     Partido

    Lo disputan dos equipos con tres jugadores cada uno de ellos. Se juega a treinta manos(jugadas), quince jugadas, un descanso de quince minutos y quince jugadas. Gana el equipo que consiga mayor número de manos. Si se produce un empate se jugarán seis manos más con dos posturas de bolos (tres jugadas para cada postura). Si continúa el empate, ganará el juego el equipo que haya derribado mayor número de bolos.

b.     Jugada

    Se conoce como mano. Consiste en realizar seis lanzamientos, tres cada equipo o un lanzamiento cada lanzador. Cuando se completa la ronda de los seis lanzamientos se termina una mano.

c.     Comienzo del partido

    Para comenzar los partidos, estará presente el árbitro del encuentro, o, en su caso alguno de los delegados de los clubes contendientes. A continuación se realizará un sorteo, que consistirá en lanzar una moneda al aire en presencia de los dos manillas, y al que le corresponda la suerte, será el que elija si comienza poniendo postura de bolos o mande.

    El número de jugadores que forman parte de un equipo en competición oficial, con excepción de las selecciones, es el de tres, pudiendo ser cualquiera de ellos sustituidos en el transcurso del partido por los reservas, con un máximo de dos cambios, siempre en los cambios de postura de bolos. Cualquier jugador que fuese sustituido, no podrá volver a tomar parte en ese partido.

    También en los partidos de parejas el número de cambios máximo será de dos.

d.    Jugadas

    El equipo que realiza el mande, trazará un círculo en la zona de lanzamiento que indicará la distancia para lanzar y tirarán los tres componentes de ese equipo. Dependiendo de cómo haya lanzado el equipo se darán los siguientes casos:

  • A vueltas. Si el equipo contrario cree que no va a superar el número de bolos que han derribado, el mande dirá: "vueltas", indicando que solo tirarán en una dirección. ganará la mano el que mayor número de bolos derribe.

  • A Birlas. Si el primer equipo derriba pocos bolos, el mande dirá: "birla" y habrá que volver a tirar para terminar la mano que ganará el equipo que sume más bolos derribados en las dos tiradas. Solo podrán volver a tirar los jugadores que hayan superado la línea chamba en el primer lanzamiento.

f.    Movimientos del lanzador

    El lanzador debe tirar de distinta manera según se encuentre en el mande a vueltas o el mande a copas.

  • Mande a Vueltas:

    • Pies juntos. El jugador coloca los pies juntos y lanza sin mover los pies.

    • Pie adelantado. Con los pies juntos, adelanta uno de ellos al lanzar la bola, como si diese un paso.

    • Pie parado. Con un pie adelantado y otro atrasado realiza el lanzamiento.

  • Mande a Copas: Además de las tres posturas del mande a vueltas se podrán realizar las siguientes:

    • Corcón. Con los pies juntos o pie parado da un salto en longitud con un pie, cayendo con los pies juntos o un pie adelantado. Al tocar el suelo lanza la bola.

    • La panzá. Se puede iniciar desde parado con pies juntos y las rodillas flexionadas o, al realizar un corcón, realiza la panzá, que es tirar la bola en plancha y tiene que lanzar la bola antes de que toque el suelo,

3.2.     Bolos Cartageneros

a.    Partido

    En un partido de bolos cartageneros participan dos equipos con siete jugadores en cada uno de ellos. El partido consta de dos partes, donde se disputan once juegos en cada una de ellas y un descanso de diez minutos. Ganará el equipo que gane las dos partes. si empatan, contarán los juegos y si continúa el empate, los bolos que se han derribado.

b.    Jugada

    Si el lanzador supera la línea chamba, tendrá opción a birlar (tirar desde el birlaero). Si no supera la línea chamba, no podrá volver a tirar hasta que lancen todos los que han sobrepasado el birlaero y se comenzará la siguiente jugada.

c.    Comienzo del partido

    Cada equipo dispone de siete bolas, una por jugador, en el mande y otras tantas desde el Birlaero. Al completarse el juego por parte del equipo que está en la mano, comenzarán a lanzar los del equipo contrario desde el mismo lugar.

    Si el equipo que lanza en segundo lugar gana el juego, incluso antes que lancen todos sus jugadores se anotarán el juego y se iniciara el siguiente, sin necesidad de que tiren los jugadores restantes.

    El equipo que pierde el juego será el encargado de señalar el mande siguiente.

    Cuando un equipo esté lanzando sus bolas, los jugadores del equipo contrario deben situarse fuera del terreno de juego.

d.    Jugadas

  • Mande a copas. Es el que se ordena como el de la salida, y es el manillas contrario el que elige la andana desde la que se debe lanzar.

  • Mande a moros. Es el que se lanza la bola con el objetivo de aproximarse al bolo. El juego se iniciara en la chamba, debiendo tirar el jugador desde donde se haya parado la bola, tras el lanzamiento de aproximación. Si en la trayectoria inicial de la bola, está derribase algún bolo será válido.

  • En el primer lanzamiento o de aproximación, las bolas no podrán rebasar la línea que delimita el terreno de juego, pero sí deberá rebasarlo en la segunda, pues de lo contrario de no rebasar la línea será chamba y sus bolos serán anulados, incluso los de la primera tirada.

  • En este mande, cuando una bola derriba un bolo y se para justo detrás del bolo, habrá de ponerse dicha bola por detrás del bolo y a la distancia que en centímetros tenga dicho bolo. Asimismo, en este mande, no se podrá tocar el bolo, una vez que este empinado, ni tampoco torcerlo hacia uno u otro lado; pues deberá estar colocado perpendicular el suelo.

e.    Colocación de los bolos

    Los nueve bolos se colocarán verticalmente en tres filas, llamadas andanas, dos a los lados y una el centro.

f.    Movimientos del lanzador

    El reglamento dicta que el jugador debe permanecer, al lanzar la bola, con el pie del mismo lado que lanza la bola dentro del círculo de mande.

    Siguiendo esta regla, podemos encontrar distintos tipos de movimientos que puede realizar el jugador para lanzar:

  • Pies juntos: con los dos pies juntos, flexiona las rodillas balancea el brazo al realizar el lanzamiento.

  • Pies quietos: con un pie adelantado pero sin salir del mande.

  • Pie adelantado: con los pies juntos y al realizar el lanzamiento, deja en el suelo el pie del mismo lado donde tiene la bola y adelanta el contrario saliendo del mande.

  • Pie cruzado: con los pies juntos y al realizar el lanzamiento, deja en el suelo el pie del mismo lado donde tiene la bola y cruza el contrario, saliendo del mande para poder coger la mayor amplitud.

  • Pecho: con las piernas bien abiertas superando la anchura de los hombros, flexionando las rodillas, la mano con la bola se sitúa entre las piernas y se lanza.

  • Patero: con las piernas bien abiertas superando la anchura de los hombros, flexionando las rodillas, la mano con la bola entra por la espalda soltando la bola cuando pasa por debajo de las piernas.

g.    Efectos de los lanzamientos

    Se puede lanzar la bola de tres formas, dos dando un efecto y una sin efecto

  • Margarite. Con el dedo meñique le da un efecto a la bola, girando la muñeca hacia la izquierda al soltar la bola. Se suele usar cuando el jugador tiene el bolo en su derecha.

  • Gordo. Se da a la bola un efecto con el dedo pulgar, girando la muñeca hacia su derecha. Este efecto se utiliza cuando el jugador tiene el bolo a su izquierda.

  • Yemas. Lanzamiento sin ningún tipo de efecto, con la bola derecha. Este lanzamiento se suele realizar cuando el lanzador se encuentra en la misma línea de bolos.

h.    Trayectoria de la bola

    La bola puede realizar una parábola tras el lanzamiento o puede salir rodando directamente desde el principio del lanzamiento.


Referencias bibliográficas

  • Expósito, J. (2006). El juego y el deporte popular, tradicional y autóctono en la escuela. Los bolos huertanos y cartageneros. Sevilla: Wanceulen .

  • Expósito, J y Alonso, M. Los deportes autóctonos de la Región de Murcia - Bolos huertanos y bolos cartageneros.

  • Huizinga, J. (1972). Homo Ludens. Madrid: Alianza.

  • Lavega, P. (2000). Juegos y deportes populares tradicionales. Barcelona: Inde. Biblioteca temática del Deporte.

  • Moreno Palos, C. (1993). Juegos y deportes tradicionales en España. Madrid: Gymnos.

  • Reglamento y normas de los bolos huertanos. Federación de bolos de la Región de Murcia.

  • Reglamento de bolos cartageneros.

Otros artículos sobre Juego

  www.efdeportes.com/
Búsqueda personalizada

EFDeportes.com, Revista Digital · Año 17 · N° 178 | Buenos Aires, Marzo de 2013
© 1997-2013 Derechos reservados