efdeportes.com
El juego de los bolos en la región de Murcia:
bolos huertanos y bolos cartageneros

 

Diplomada en Educación Física

por la Universidad de Murcia

(España)

Inmaculada Nicolás Guerrero

inmanicolas@gmail.com

 

 

 

 

Resumen

          Para hablar del juego de bolos en la Región de Murcia, debemos de hablar de dos modalidades muy distintas, los bolos huertanos y bolos cartageneros, siendo modalidades muy particulares, pues utilizan distintos bolos, distintas boleras y distintas reglas de juego que veremos más adelante. Los bolos huertanos es un juego de bolos jugado y arraigado en la ciudad de Murcia y sus alrededores concretamente en las pedanías de la huerta. Si tenemos en cuenta la clasificación realizada por Moreno Palos nos encontramos una modalidad del juego de bolo de palma. Los bolos cartageneros es una modalidad de bolos que se práctica en la comarca del Campo de Cartagena, es otra modalidad del bolo palma, jugado con bola de palma y utilizando bolos irregulares teniendo en cuenta la clasificación realizada.

          Palabras clave: Bolos huertanos. Bolos cartageneros. Juegos tradicionales. Murcia.

 

 
EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires, Año 17, Nº 178, Marzo de 2013. http://www.efdeportes.com/

1 / 1

1.     Introducción

    Según Huizinga (1972), el juego es más viejo que la cultura, por lo que a pesar de que estrechemos el concepto de ésta, presupone siempre una sociedad humana, y los animales no han esperado a que el hombre les enseñara a jugar.

    Aunque todos lo tenemos muy presente el Juego, cuando queremos definirlo es algo difícil. Su origen es “ludus, ludere”, del latín, siempre asociado a diversión, recreo, etc. Algunas de sus características pueden ser: voluntario y libre; divertido, agradable, alegre, satisfactorio; espontáneo, instintivo, irracional; gratuito, improductivo, intrascendente; incierto, fluctuante, aventurero; ambivalente, oscilatorio; comprometido, consciente; estético, creativo; fantasioso, simbólico, ficticio; serio, necesario, solemne; reglado, etc. (Lavega, 2000).

    Todas estas características de juego pueden coincidir con las de Deporte, pero éste se difiere del primero que está institucionalizado, tiene unas reglas fijas que no pueden variar, existen competiciones en diferentes niveles y categorías,… Podemos afirmar que el deporte está perdiendo su sentido lúdico, por lo que los aspectos económicos, ya desde categorías inferiores y deportes aparentemente poco influenciados por los medios de comunicación, son tan importantes que eliminan muchas de las características antes señaladas para los juegos. Tal es así, que algunos de los juegos que empezaron como tal, se han convertido en deportes, debido a su reglamentación, competiciones y federaciones propias (petanca, pelota vasca, lucha canaria y leonesa, bolos murcianos y cartageneros, etc.)

    También es necesario aclarar la terminología de “autóctono”, “tradicional” y “popular”. Juego autóctono se referiría a propio de un lugar concreto, pero ante la dificultad de discernir concretamente cuál ha sido el origen verdadero de los mismos, este término está en desuso. Juego tradicional, son aquellos que se conocen desde la infancia y que lo han practicado varias generaciones. Juego popular sería el que está muy arraigado en esa zona y que se practica habitualmente (Lavega, 2000).

    Moreno Palos (2001), clasifica los juegos y deportes en:

  • Juegos y deportes de locomoción (carrera de sacos).

  • Juegos y deportes de lanzamiento a distancia (tiro de barra española).

  • Juegos y deportes de lanzamiento y precisión (bolos, rayuela).

  • Juegos y deportes de pelota y balón (frontón, cesta punta).

  • Juegos y deportes de lucha.

  • Juegos y deportes de fuerza (sogatira, levantamiento de piedras).

  • Juegos y deportes náuticos y acuáticos.

  • Juegos y deportes con animales (carreras de asnos).

  • Juegos y deportes de habilidad en el trabajo (segalaris o corte de hierba).

  • Juegos y deportes diversos no clasificados (bádminton, carreras de relevos).

2.     El juego de bolos en la comunidad autónoma de la región de Murcia

    Para hablar del juego de bolos en la Región de Murcia, debemos de hablar de dos modalidades muy distintas, los bolos huertanos y bolos cartageneros, siendo modalidades muy particulares, pues utilizan distintos bolos, distintas boleras y distintas reglas de juego que veremos más adelante.

    Los bolos huertanos es un juego de bolos jugado y arraigado en la ciudad de Murcia y sus alrededores concretamente en las pedanías de la huerta. Si tenemos en cuenta la clasificación realizada por Moreno Palos nos encontramos una modalidad del juego de bolo de palma.

    Los bolos cartageneros es una modalidad de bolos que se práctica en la comarca del Campo de Cartagena, es otra modalidad del bolo palma, jugado con bola de palma y utilizando bolos irregulares teniendo en cuenta la clasificación realizada.

2.1.     Bolos Huertanos

2.1.1.     Orígenes históricos

    El origen de los bolos huertanos está documentado desde 1523 con la existencia de un bando que se conserva en el Archivo Municipal del Ayuntamiento de Murcia, en el cual se ordena multar a quienes incurran en peleas y escándalos.

    Hablar del origen real es casi imposible al igual que las demás modalidades de España, si podemos deducir que los bolos huertanos pueden tener su origen en los juegos originarios en Europa y que como en otras zonas, éste se ha ido adaptando a las características e idiosincrasia de la huerta de murciana, de lo que si estamos seguros que era un juego muy practicado por los huertanos.

2.1.2.     Elementos del juego

a.     Terreno de juego

    Las boleras deberán de estar hechas en terrenos planos con tierra dura, apisonada, sin hierba y completamente cerradas por una valla o al menos en los laterales, esta valla se conoce comúnmente como bardiza, cuya altura será como mínimo de un metro quince centímetros para impedir que el público invada el terreno de juego y podrá utilizarse para su construcción cañas o cañizo, madera o ladrillos.

    Las boleras tendrán forma rectangular y se estructuran en cuatro zonas que se marcaran en el terreno de juego:

  • Zona de lanzamiento. Zona delimitada en donde se realiza el primer tiro, dentro de esta zona el mande realiza un círculo en cualquier lugar, siempre dentro de esta zona y que será el punto desde donde se lanza.

  • Zona para el mande a Vueltas. Es la zona donde se trazan dos líneas que convergen hacia el punto central de la zona de bolos y que sirve para orientar de forma visual el lanzamiento. También es la zona para colocar el mande a copas que veremos más adelante.

  • Zona de bolos. Lugar del terreno de juego donde se colocan los bolos.

  • Zona chamba. Es la última zona de la bolera y esta rematada con un tronco de palmera para impedir que la bola salga del campo.

b.     Bola

    Las bolas utilizadas son totalmente esféricas del tipo de palma de madera de teca o jinjolero. Es una de las pocas bolas que suele estar adornada con una serie de surcos paralelos, longitudinales y transversales. Respecto a sus dimensiones y pesos pueden variar, pero siempre estando entre las siguientes medidas.

c.     Bolos

    Suelen ser de los más altos de todas las modalidades existentes en España. Son trozos de madera troncónicos, torneados y en la base llevan acoplados una anilla de aluminio. Para realizar una partida es necesario que existan nueve bolos como el del dibujo.

2.2.     Bolos Cartageneros

2.2.1.     Orígenes históricos

    El origen de los bolos cartageneros se sitúa allá por el siglo XVI, en las villas del Campo de Cartagena, juego en el que los participantes, campesinos y mineros de la zona se jugaban la merienda, tomando otro cariz cuando los que jugaban eran los ricos hacendados ya que llegaban a apostar grandes cantidades de dinero y tierras.

    Hablar del origen real es casi imposible al igual que las demás modalidades de España, si podemos deducir que los bolos cartageneros pueden tener su origen en los juegos originarios en Europa y que como en otras zonas este se ha ido adaptando a las características e idiosincrasia del campo de Cartagena y del entorno de la Sierra Minera.

2.2.2.     Elementos del juego

a.     Terreno de juego

    Las boleras deberán estar hechas en terrenos planos con tierra dura, apisonada, sin hierba y libre de obstáculos, tendrán forma rectangular y se caracterizan por ser de grandes dimensiones y por estar los laterales de la bolera ligeramente elevados por medio de un resalte natural del terreno cuya cresta se encuentra marcada.

    Las boleras se estructuran en tres zonas que se marcaran en el terreno de juego con cal y según elijan los manillas se orientará el campo hacia un lado o hacia otro:

  • Zona de lanzamiento. En esta zona se realizan dos tipos de lanzamientos, el primer lanzamiento llamado a copas para comenzar la partida, lanzamiento que se realiza a escasos centímetros del bolo. El otro tipo es conocido como lanzamiento de mande largo situado en cualquier zona a un mínimo de 4 metros del bolo o un máximo de 20 metros.

  • Zona de bolos. Los nueve bolos se colocan en tres hileras, dos laterales y una central a las que se le llaman andanas, en cada andana se colocan tres bolos.

  • Zona birlaero. Es la última zona de la bolera y se encuentra a continuación de la línea de chamba, línea que han de rebasar las bolas en el primer lanzamiento para tener luego opción a birlar, es decir, a volver a tirar desde el birlaero. Además, como veremos más adelante, se realiza el mande del birlaero. La zona se encuentra rematada con un tronco de palmera para impedir que la bola salga del campo.

b.     Bola

    Las bolas utilizadas son totalmente esféricas del tipo de palma de madera de jinjolero. Es, al igual que la bola en la modalidad de huertanos, una de las pocas que suele estar adornada con una serie de círculos concéntricos, de 1 cm. de separación y que a su vez sirven para facilitar el agarre de la misma. El diámetro oscila de entre 10 a 12 cm. y su peso de 750 g. a 1,050 g.

c.     Bolos

    Estos bolos los podemos denominar bolos irregulares, ya que poseen unas características muy particulares. Son cilíndricos, muy finos y elaborados con madera de jinjolero, rematados en la cúspide con un pequeño rebaje. Son los únicos bolos de todas las modalidades existentes en España que van pintados con tres franjas que pueden ser roja - blanca - roja o roja - amarilla - roja. Para comenzar un partido es necesario contar con nueve bolos.

3.     ¿Cómo se juega?

3.1.     Bolos Huertanos

a.     Partido

    Un partido de bolos huertanos es disputado por dos equipos con tres jugadores cada equipo. La partida se disputa a treinta manos(jugadas), tras la disputa de quince manos se realiza un descanso de quince minutos y tras ellos se vuelve a reanudar el partido, gana el equipo que consiga mayor número de manos. En caso de empate se disputan seis manos más con dos posturas de bolos, manteniéndose cada postura tres manos, se contaran los bolos derribados en cada mano por si persiste el empate decidir el ganador.

b.     Jugada

    Más conocida como mano y es la unidad más elemental del partido que consiste en realizar seis lanzamientos, es decir tres por equipo o uno por cada lanzador, una vez completada la ronda de los seis lanzamientos se termina una mano.

c.     Comienzo del partido.

    Para comenzar el partido los manillas de cada equipo (capitanes) realizaran un sorteo con una moneda al aire para decidir quién manda, este será el encargado de tirar o de colocar los bolos en las tres primeras manos, las siguientes tres el honor lo tendrá el equipo contrario y hasta el final del partido se irán alternando.

d.     Jugadas

    Una vez decidido quién manda comienza el partido realizando el mande un círculo en la zona de lanzamiento para señalar la distancia y tiraran los tres componentes de su equipo, para que después lo hagan los del equipo contrario, pero con la particularidad que los lanzamientos del equipo que comienza el partido va a influir en el resto de la jugada:

  • A vueltas. Al tirar el primer equipo, si la suma de los bolos derribados le permite pensar que no podrá ser superada por el equipo contrario, es decir, que ha tirado gran cantidad de bolos, el mande dirá la palabra Vueltas, queriendo decir que tan solo se tirará en esta mano en una sola dirección. Seguidamente tiraran los componentes del equipo contrario y el que mayor número de bolos derribe ganará la mano.

  • A Birlas. Al tirar el primer equipo, si la suma de los bolos derribados es reducido, el mande dirá la palabra birla, que significa que hay que volver a tirar para terminar la mano que ganará el equipo que sume más bolos derribados en las dos tiradas. Pero tan solo podrán volver a tirar aquellos jugadores que no hayan realizado chamba, es decir, es obligatorio cruzar la línea de chamba en el primer tiro. Una vez que tire el equipo contrario la birla puede ser de dos formas:

    • Birla a vueltas, cuando se vuelve a lanzar a una distancia superior a veinte metros, es decir otra vez desde la zona de lanzamiento.

    • Birla a copas, el lanzamiento se realiza en la zona de mande a vueltas a un mínimo de 4 metros y un máximo de 10 metros de distancia a los bolos.

Birlar a copas puede ser de dos formas:

  • Copas derechas, cuando se tira a los bolos de frente y estos están en línea recta.

  • Copas careadas, cuando se tira a los bolos de frente y éstos están rectos, pero el jugador lo tiene que hacer de forma oblicua a los mismos.

e.     Movimientos del lanzador

    Los lanzadores deben de tirar de una forma distinta según se encuentren en el mande a vueltas o el mande a copas.

  • Mande a Vueltas:

    • Pies juntos. El jugador se sitúa con los pies juntos y realiza el lanzamiento sin mover los pies.

    • Pie adelantado. Desde la posición de los pies juntos se tiene que adelantar uno al frente en el momento de lanzar la bola, como si realizase un paso.

    • Pie parado. La posición inicial del lanzador será un pie adelantado y otro atrasado y con esa posición realiza el lanzamiento.

  • Mande a Copas: Se pueden efectuar las tres posturas descritas en el mande a vueltas más las dos que se describen a continuación.

    • Corcón. El lanzador con posición de pies juntos o pie parado realiza a continuación un salto en longitud con un pie frontal u oblicuo a los bolos, cayendo con los pies juntos o un pie adelantado e inmediatamente de tocar el suelo lanza la bola.

    • La panzá. El jugador lo puede utilizar de dos formas, una desde la posición de parado con pies juntos y las rodillas flexionadas, la otra, al realizar un corcón, realiza seguidamente la panzá que es tirar la bola en plancha y antes de que toque el suelo debe de haber efectuado el lanzamiento.

f.     Efectos de los lanzamientos

    Existen tres formas de lanzar la bola, dos dando un efecto distinto a la bola y una sin efecto.

  • Margarite. Se le da a la bola un efecto con el dedo meñique, girando la muñeca de la derecha a la izquierda en el momento de soltar la bola. (1)

  • Gordo. Se da a la bola un efecto con el dedo pulgar, girando la muñeca de izquierda a derecha en el momento de soltar la bola. (2)

  • Yemas. Lanzamiento de la bola derecha y sin ningún tipo de efecto. (3)

g.     Trayectoria de la bola

    La trayectoria que describa la bola en el aire durante el lanzamiento va a depender sobre todo de la distancia a la que se encuentre el lanzador de los bolos.

  • Mande a vueltas. Si el jugador se encuentra en esta situación, es decir, a más de 20 metros de distancia de los bolos, la bola describe una parábola cuyo punto máximo de elevación dependerá de la técnica de cada jugador y de la distancia entre él y los bolos, pero que puede estar entre los 8 y 9 metros, siendo el mínimo entre 3 y 4 metros.

  • Mande a copas. Al ser la distancia del lanzador y los bolos entre 10 y 4 metros la trayectoria de la bola es paralelo al suelo.

3.2.     Bolos Cartageneros

a.     Partido

    Un partido de bolos cartageneros es disputado por dos equipos con siete jugadores cada equipo. El partido se disputa a 22 juegos (jugadas),divididos en dos partidas, tras la disputa de once juegos de la primera partida se realiza un descanso de diez minutos y tras ellos comienza a disputarse la siguiente partida, gana el equipo que consiga ganar las dos partidas. En caso de empate se contabilizan los juegos y si persiste el empate se contabilizan los bolos derribados.

b.     Jugada

    Es la unidad más elemental del partido y costa de dos partes. Una primera que el jugador lanza desde la zona de lanzamiento y si su bola supera la línea de chamba tiene la oportunidad de completar la segunda parte que es birlar, es decir, tirar desde el birlaero, quien no supere la línea de chamba en su primer lanzamiento no tiene posibilidad de realizar el segundo. Una vez que se completa la ronda del primer lanzamiento, a continuación lanzaran desde el birlaero los jugadores que hayan conseguido ese derecho, una vez birlados, los jugadores del equipo contrario realizarán sus lanzamientos, cuando estos terminan, acaba la jugada y comienza otra.

c.     Comienzo del partido

    Antes de empezar el partido, el equipo que hace de visitante es el encargado de colocar la línea de chamba en un extremo u otro del terreno, mientras el equipo que actúa de local colocará los bolos.

    A continuación los jugadores visitantes, desde el mande de copas en cualquiera de las tres andadas, lanzaran las bolas en dirección a la chamba. Siempre que comience una partida se comenzara con un mande a copas, una vez que los siete jugadores hayan lanzado, el manillas marcará un circulo en el birlaero para señalar el lugar desde donde se birlará, zona que será fija a lo largo de toda la partida. Cuando el equipo visitante haya completado su juego, será el turno de los locales, que comenzarán también a copas en la misma andada utilizada por el equipo anterior.

    Al término del primer juego se cuentan los bolos y el que tenga más bolos gana, el equipo perdedor pasa a mandar, pudiendo colocar el mande en cualquier lugar de la zona de lanzamiento entre 4 metros y 20 metros del primer bolo, conocido como mande largo, aunque también puede colocar el mande sobre la línea de chamba, conocido como mande a moros. Una vez colocado el mande sale el que ha ganado el juego anterior y así sucesivamente hasta que un equipo llegue a ganar seis juegos.

d.     Jugadas

  • Mande a copas. Es obligatorio comenzar el partido con un mande a copas, lanzamiento a escasos centímetros del primer bolo. El equipo visitante es el encargado de realizar este mande y comenzar el partido.

  • Mande Largo. Al terminar el primer juego, se puede realizar este mande, que se podrá colocar en cualquier lugar dentro de la zona de lanzamiento, a una distancia que oscilará desde los 4 metros a los 20 metros.

  • Mande del Birlaero. Circulo que se realiza en el birlaero para realizar el tiro de vuelta para completar el lanzamiento, es decir birlar, con la peculiaridad de que la bola debe rebasar la línea de 4 metros marcada en el otro extremo del terreno, si no se consigue es chamba. Este manda se mantendrá a lo largo de toda la partida.

  • Mande a Moros. Sigue mandando el manillas del equipo que pierde el juego anterior y señala el mande sobre la línea de chamba, tira el quipo que resultó vencedor del último juego. Lo peculiar de este mande es que al lanzar la bola, esta no debe rebasar la línea de los 20 metros del otro extremo del campo, si es rebasada se penaliza con chamba y no pude completar la jugada. Lanzarán todos los componentes del equipo, dejando las bolas en el lugar donde estas se paren, si alguna bola es golpeada por otra se realizará la segunda tirada en el lugar donde se quede la bola.

    La vuelta se realizará con un lanzamiento desde el lugar donde quedó la bola, con la obligación de rebasar la línea de chamba.

e.     Colocación de los bolos

    La forma en la que se distribuyen los bolos en la bolera siempre es la misma, se colocan nueve bolos en tres hileras, dos laterales y una central a las que se le llaman andanas, en cada andana se colocan tres bolos. Los bolos se colocan verticalmente, y dado a su escasa base, se les aplica una masilla de barro o láguena para fijarlos al suelo.

f.     Movimientos del lanzador

    La única premisa que dicta el reglamento a la hora de lanzar la bola es que el jugador mantenga dentro del circulo de mande el pie del mismo lado de la mano con la que realiza el lanzamiento, es decir si el jugador lanza con la mano derecha, deberá mantener inmóvil dentro del círculo el pie derecho y al contrario si lo hace con la mano izquierda.

    Así que respetando esta regla en un partido podemos encontrar distintos tipos de movimientos que realiza el jugador a la hora de lanzar:

  • Pies juntos: El lanzador se sitúa dentro del mande con los dos pies juntos y a la hora de realizar el lanzamiento flexiona las rodillas, balancea el brazo y realiza el lanzamiento.

  • Pies quietos: El lanzador se sitúa dentro del mande con un pie adelantado pero sin salir del mande.

  • Pie adelantado: El lanzador se sitúa dentro del mande con la posición inicial de pies juntos pero a la hora de realizar el lanzamiento, deja en el suelo el pie del mismo lado donde tiene la bola y adelanta el contrario saliendo del mande.

  • Pie cruzado: El lanzador se sitúa dentro del mande con la posición inicial de pies juntos pero a la hora de realizar el lanzamiento, deja en el suelo el pie del mismo lado donde tiene la bola y cruza el otro pie por delante del que queda fijo, saliendo del mande para poder coger la mayor amplitud. Este movimiento se suele utilizar cuando el mande se encuentra situado mas o menos entre dos andanas por lo que se cruza el pie para realizar un lanzamiento lo mas perpendicular posible.

  • Pecho: El lanzador se sitúa dentro del mande con la posición inicial de piernas bien abiertas superando la anchura de los hombros, flexionando las rodillas, la mano con la bola se sitúa entre medio de las piernas y se lanza.

  • Patero.: El lanzador se sitúa dentro del mande con la posición inicial de piernas bien abiertas superando la anchura de los hombros, flexionando las rodillas, la mano con la bola entra por la espalda soltando la bola cuando pasa por debajo de las piernas.

    Cualquiera de estos movimientos se pueden realizar en todos los mandes, el realizar uno u otro dependerá donde se encuentre el mande y las características del jugador.

g.     Efectos de los lanzamientos

    Existen tres formas de lanzar la bola, dos dando un efecto distinto a la bola y una sin efecto

  • Margarite. Se le da a la bola un efecto con el dedo meñique, girando la muñeca de la derecha a la izquierda en el momento de soltar la bola. Se suele dar este efecto cuando el jugador tiene el bolo a su derecha. (1)

  • Gordo. Se da a la bola un efecto con el dedo pulgar, girando la muñeca de izquierda a derecha en el momento de soltar la bola. Este efecto se utiliza cuando el bolo se encuentra a la izquierda del jugador. (2)

  • Yemas. Lanzamiento de la bola derecha y sin ningún tipo de efecto, lanzamiento que se suele realizar cuando el lanzador se encuentra en la misma línea de bolos. (3)

h.     Trayectoria de la bola

  • Parábola. Es una parábola corta con una elevación que oscila entre 0,50 cm. a 1 metro como máximo realizando el pique de la bola a 1 ó 2 metros del primer bolo de la andana.

  • Rodado. La bola se lanza de tal manera que nada más salir de la mano comienza a rodar por el suelo.

Referencias bibliográficas

  • Huizinga, J. (1972). Homo Ludens. Madrid: Alianza.

  • Lavega, P. (2000). Juegos y deportes populares tradicionales. Barcelona: Inde.

  • Moreno Palos, C. (1993). Juegos y deportes tradicionales en España. Madrid: Gymnos.

  • Sánchez Esteban (2011) Los bolos huertanos en Educación Física. EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires, Nº 154. http://www.efdeportes.com/efd154/los-bolos-huertanos-en-educacion-fisica.htm

Otros artículos sobre Juego

  www.efdeportes.com/
Búsqueda personalizada

EFDeportes.com, Revista Digital · Año 17 · N° 178 | Buenos Aires, Marzo de 2013
© 1997-2013 Derechos reservados