Messi en una pared del barrio de La Boca, Buenos Aires

Es tiempo de Mundial. Solo se trata de ganar, contra todos, con los goles o sin ellos, a los gritos y sufriendo, de penal o como sea, con el VAR o con "Fair Play", aunque haya que retener la pelota varios minutos para que nadie juegue.

Mientras me como las uñas y veo el partido me viene a la mente Vincent Lombardi, un "winner" de la NFL, un visionario, quien hace ya varias décadas y con enormes convicciones expresó una de sus frases más recordadas: Ganar no es lo más importante... es lo único.

El tribalismo de estas semanas erosiona todo lo que aprendimos de maestros y maestras: la racionalidad, la reflexión, la ecuanimidad, la mirada crítica, la solidaridad, la empatía, la búsqueda de la verdad, el sentido de lo estético. Así, lo épico se fagocita a lo ético, en solo 90 minutos.

Tulio GutermanDirector - Junio de 2018

Publicado: 2018-06-30

Innovación y Experiencias

Artículos de Revisión