Número actual

Vol. 23 Núm. 242 (2018)
Buenos Aires sede de los YOG 2018 y de las protestas sociales

¿Por qué en ningún equipo juegan mujeres? Fue la pregunta incómoda sobre el Mundial de Fútbol. Sea cual fuere su color de piel, altura, etnia, estamento social, en tanto haya sido seleccionado por el entrenador, a ningún hombre se le prohíbe integrar un equipo. ¿Ninguna mujer puede representar tan dignamente a su nación como sí lo pueden hacer hombres, sea cual sea su condición?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: está prohibido expresamente por la Federación Internacional de Fútbol (FIFA). Las mujeres solo pueden jugar entre mujeres, al igual que en la mayoría de los deportes creados en el siglo XIX. Aún cuando han realizado hazañas deportivas extraordinarias en disciplinas como remo, tiro, natación, montañismo y otras, incluso superando a hombres. Refiriéndose a esos tiempos que parecen lejanos, Iván Illich planteó: No conozco ninguna sociedad industrial donde las mujeres sean económicamente iguales a los hombres. Sigo considerando a estas alturas que todo lo que mide a la economía, permite darnos cuenta que quienes reciben menos, siempre son las mujeres.

A una mujer injustamente se le niega el acceso a los máximos premios del deporte a pesar de que dedique todo el tiempo y el esfuerzo para adquirir el talento necesario. Millones de mujeres observaron, gritaron, sufrieron. Seguramente, de no mediar la prohibición, algunas hubieran jugado. Gianni Infantino: para que el mundo que vivimos sea más justo debe actualizar este ítem del reglamento. No legitime esta segregación anacrónica.

Tulio GutermanDirector - Julio de 2018

Publicado: 2018-07-29

Artículos de Investigación

Artículos de Opinión

Ver todos los números